DÍA INTERNACIONAL DE CONCIENCIACIÓN SOBRE EL RUIDO

DÍA INTERNACIONAL DE CONCIENCIACIÓN SOBRE EL RUIDO

Es probable que muchos de nosotros nunca nos hayamos parado a pensar sobre la contaminación acústica o los ruidos que forman parte de nuestra rutina. Por ese tipo de razones surge Día Internacional de Concienciación sobre el Ruido.

 

A poco que prestemos atención al ruido que nos rodea en nuestro día a día, se puede percibir el impacto que puede tener en nuestra salud, tanto física como mental.

Estamos sometidos a niveles de ruido constantes, aunque no somos del todo conscientes. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), estar expuesto a más de 70 decibelios (dB) durante un periodo prolongado puede producir daños graves en el oído, con consecuencias irreversibles.

 

¿Y a qué equivalen 70 dB? Por ejemplo, el tráfico de la ciudad, una llamada de teléfono si está cerca del oído, una discusión a gritos o el interior de un avión son varios ejemplos cotidianos a los que estamos expuestos normalmente. Estas situaciones afectan a nuestra capacidad para concentrarnos o para atender, entre otras.

 

Cuando hablamos de más de 80 dB nos referimos a la sirena de una ambulancia; más de 90 dB, a un atasco con todos los coches pitando; y, más de 100 dB, un concierto de música o una discoteca. Todas estas situaciones, y muchas otras, causan molestias. La exposición prolongada es dañina para la salud, influyendo en el aumento del estrés, de cefaleas e incluso alterando el sueño o volviéndonos mucho más irritables. Niveles más altos de 100 dB se perciben como dolorosos en el momento y hay un riesgo inminente de perder la audición, como puede ser el ruido de una explosión intensa.

 

En los últimos años parece que la exposición a este tipo de situaciones ha ido aumentando, y hay muy poca conciencia en la sociedad sobre lo perjudicial que puede llegar a ser esta exposición al ruido para nuestra salud.

 

¿Qué podemos hacer de manera individual? Tratar de no generar ruidos como escuchar música o ver la televisión a todo volumen, no abusar del claxon al conducir y usarlo adecuadamente, regular el tono de voz al hablar (sobre todo en discusiones) o proteger nuestros oídos si vamos a exponernos a un ruido fuerte durante un tiempo considerable.

 

#DíaInternacionaldeConcienciaciónSobreelRuido

 

Inés Babío Segura

Psicóloga y Logopeda

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.